La industria de los autos eléctricos en Chile crece rápidamente  

El permanente avance de la movilidad eléctrica requiere de especialistas para atender la demanda de postventa y servicio técnico

Según cifras de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), durante el año 2023 se vendieron 1588 autos 100% eléctricos, lo que representa un 22% más respecto al año 2022. La tendencia seguiría en alza, dado que según fuentes de ANAC al mes de abril de 2024 se vendieron 877 autos 100% eléctricos en comparación con las 549 unidades vendidas hasta abril 2023. 

Al margen de la sanción de Ley de Electromovilidad y la Estrategia Nacional de Electromovilidad, uno de los importantes aciertos en Chile fue la creación de la Plataforma de Electromovilidad liderada por el Ministerio de Energía, la cual nace a partir de la necesidad de transferir conocimientos y acortar brechas de información y gestión para preparar al país en la masificación del uso de vehículos eléctricos. 

Dicha plataforma ofrece, entre otras cosas, un esquema y sugerencias para lograr un eficiente mantenimiento y control de los vehículos eléctricos. Por ejemplo, en el caso de las garantías, sugiere que se ofrezca una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros; y en el caso de las baterías de ion-litio, una garantía es de 8 años o 160.000 kilómetros, lo que ocurra primero.  

El impacto del desembargo de Tesla en Chile 

La llegada de Tesla a Chile significó el primer paso de esta marca en Sudamérica. Ese hito, sin embargo, exige de algunos desafíos logísticos debido a que, a diferencia del modelo de negocios de la mayoría de las automotrices, Tesla no comercializa sus autos en concesionarios, sino que lo hace de manera directa. Por tal motivo será necesario pensar un ecosistema propio donde convivan, de forma orgánica, procesos de venta, tareas de postventa y servicio técnico, con los cambios que impulsan estos vehículos (software y hardware más complejo, necesidades, baterías, etc.). 

Por otro lado, cabe mencionar que, al tratarse de una tecnología en permanente cambio, es necesario que los técnicos de los talleres de vehículos eléctricos cuenten con formación constante y especializada en el manejo y reparación de los componentes, a los efectos de que se realice un servicio de la forma más adecuada y segura. 

Para prepararse frente a ese desafío, es un plus que se cuente con planes y ofertas de formación oficial en movilidad eléctrica, como es el caso de la Universidad Católica de Chile, la Universidad Técnica Federico Santa María y la Universidad Andrés Bello, entre otras. 

Sin dudas, la movilidad eléctrica no sólo está cambiando el mundo hacia una forma de traslado sustentable, sino que, producto de la búsqueda incansable de innovación, transforma y crea nuevas oportunidades laborales y modelos de negocios con beneficios directos en todo su ecosistema. 

Diego Cosentino
Consultor en Movilidad Sostenible / e-mobility

Con más de 20 años de experiencia en el sector automotriz, ha ocupado cargos de mandos medios y gerenciales en empresas y organizaciones internacionales junto a equipos multiculturales. Con responsabilidad en la gestión del área de la movilidad ha liderado la implementación de diversas acciones de comunicación y modelos de negocios a través de los cuales logró concretar alianzas efectivas con diversos actores del sector privado. 

comparte este artículo:

Facebook
LinkedIn